domingo, octubre 08, 2006

La pérdida y el camino (2)

Cuando miro a los ojos de mi primillo, que está a punto de cumplir un año, sé que nunca lo abandonaré. Supongo que ese sentimiento es mucho más intenso cuando se trata de los hijos. Y se entiende de verdad cuando eres padre.
Lo cierto es que en épocas de cambios ves como vas perdiendo a la gente que en su día te rodeó. Se alejan, te alejas, nos alejamos. Es natural. La vida de cada uno, es eso, de cada uno. Pero eso no significa que te abandonen o los abandones. Simplemente emprenden otros viajes, surcan otros mares, toman otros caminos. La pérdida no es tal. Al menos no para mí. No ahora. Ya no.
Siempre existirán esos lugares comunes, esos recuerdos; y esa certeza, al menos por mi parte, que estaré ahí cuando sea necesario.


Interludio: Be like water
Ha aparecido un anuncio de televisión en el que se utilizan las palabras de Bruce Lee para vender un coche. Típico recurso de publicistas. Al menos que sirva para revisitar el personaje y la persona.

Don't get set into one form, adapt it and build your own, and let it grow, be like water. Empty your mind, be formless, shapeless — like water. If you put water into a cup, it becomes the cup. You put water into a bottle it becomes the bottle. You put it in a teapot it becomes the teapot. Now, water can flow or it can crash. Be water my friend.



Escogí un camino en verano. Necesitaba cambiar de aires y ya lo he hecho. He vuelto, un poco diferente a como me recordaba, pero lo importante es que estoy aquí. A diferencia de mis compañeros, yo he optado en principio por el sector privado. A ver como es este mundo, que es una incógnita. La gente que toma la opción de seguir sus estudios -el doctorado- por vocación, con seguridad, sabiendo que es lo que quieren se merecen mi admiración. Yo he intentado encontrar eso durante un tiempo, pero me era imposible. El que estaba perdido era yo, ¿cómo iba a encontrar esa motivación?
No lo veo como una puerta cerrada. Hay tiempo... como dicen los Mondoshawan el tiempo no importa, lo que importa es la vida (creo recordar). Es decir, lo que hagas con el tiempo que tienes, sea éste el que sea.
Cuando vea como van las cosas, supongo que algo comentaré. Oculto bajo las hojas, entre líneas, por supuesto.


Interludio: Relaciones de pareja(III)
- Creo que me estoy enamorando de XXXXX. Hubo un momento anoche en que XXXXX estaba emparedada entre los dos hermanos fineses y el indígena maorí y la hacían gozar y gozar, en que pensé "oye, creo que podría pasar toda mi vida con esa mujer".

(Fue conquistada con una mirada blue steel)


Banda sonora:

Aún recuerdo ese verano...

1 comentario:

4vxyb23w dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.