lunes, octubre 23, 2006

Penrose, A-M-O


Tengo como afición alimentar mi Hall of Fame. En él ubico a personalidades que me estimulan, del pasado o del presente; cuya vida u obra sean motivos de admiración. En él sitúo a Richard Feynman, Alexander Grothendieck, Paul Auster o Jack Bauer. Su procedencia es diversa y no es un puesto fijo. Soy pesado hasta la saciedad con ellos si la situación es propicia, y por recurrir a darlos a conocer al gran público me he llevado algún que otro palo...
La semana pasada pude disfrutar de la presentación del nuevo libro de Roger Penrose, El camino a la realidad, en castellano. Me compré la versión inglesa el verano pasado (cuando pensaba que el consumismo de libros podría solucionar mis problemas) creyendo que semejante brutalidad no se editaría aquí, en Madriz. Pues ha resultado que sí, que lo han editado y yo me trago mis necios prejuicios y presunciones con todo el gusto del mundo. Adjunto la versión que tengo en casa.
No sé si habeis oído hablar del libro, pero el objetivo de éste es explicarte hasta donde sabe el ser humano del Universo, de la realidad que nos rodea, de sus principios; todo esto desde lo más fundamental erigiendo EL edificio matemático en mil y pico páginas. ¿Por qué digo EL? Por algo que dijo Roger Penrose y que comparto: las matemáticas no se sabe porque ni como son la forma en que tiene esta realidad de darse a entender. La analogía no pudo ser más acertada: la partitura de la flauta mágica, serían el lenguaje en que está escrita la naturaleza; y esto dista mucho de lo que es su realización, con todas las imperfecciones del "directo".
Roger Penrose también decidió darnos una pincelada de su última teoría sobre el origen del universo: pensar que había antes de big bang, antes del tiempo, cuando el tiempo no tenía sentido. Todo esto aderezado con una reflexión sobre la entropía, geometría conforme y los conos de luz. Un artículo puede encontrarse aquí.






La conferencia fue en el CosmoCaixa, presentada por su director, Jorge Wagensberg, sabio y divulgador, y pudimos disfrutar de una ronda de preguntas muy entretenida. En ésta se hizo referencia a su obra más conocida: La nueva mente del emperador. Fue muy polémica en su tiempo, debido a su ataque frontal a la IA fuerte. De hecho, Penrose, que ya se desentendía un poco del tema, resaltó que sus tesis no parecían muy equivocadas por que la IA no se ha alcanzado aún. Después de esta obra, se encaminó hacia dar una explicación del pensamiento a partir de la mecánica cuántica, para después dirigir su atención hacia la obra monumental que presentaba.
Y para acabar unas fotos del héroe de la noche, el que consiguió un autógafo de Penrose.

2 comentarios:

Juan Ramon dijo...

Debe estar muy chulo el libro. Saludoss

spin dijo...

Sí que está chulo. De hecho aquellos artículos que leíste en Investigación y Ciencia deben tener su contraparte aquí. Explica mucho, e intenta explicarlo bien, que ya es más complicado.

Saludos!