lunes, noviembre 20, 2006

Quake 2: Remember

Creo que era el año 96 o 97. El tiempo ha borrado los detalles, cosa extraña. La jugada fue como sigue: comprar el Quake 2 en el Corte Inglés un martes, llevárselo a casa, replicarlo -esta era la parte operativa mas complicada, las grabadoras de CD eran algo exclusivo en la época-, volver el sábado a Barcelona y devolver el juego con la excusa de "no me funciona por la tarjeta de vídeo". Para el último paso habíamos impreso unas capturas manipuladas de la información de la tarjeta de vídeo. Jugada maestra. Si no queda satisfecho le devolvemos el dinero. Quedamos satisfechos y nos devolvieron el dinero.
Fue un robo, sí. Pero era un plan tan detallado, tan pensado que había que probarlo. Y ahí empezamos a disfrutar del Quake 2.

La RailGun era el arma de los sibaritas precisos

Un tiempo más tarde, se extendió la moda de jugar al Quake 2. Eran los tiempos del IRC-Hispano y nos pasábamos los patios jugando en la sala de informática batallas de todos contra todos al juego endemoniado. Manipulábamos la cerradura para colarnos, hacíamos lo que fuese para entrar y jugar. Años más tarde se ve que la cosa se convirtió "en legal". Grandes frases como "te voy a enchufar la bola verde" se oían por toda la sala, o cuando empecé a gritar como un energúmeno -menuda novedad- "Cabrones, hijos de puta, os voy a matar a todos" justo cuando el profe -el Gasca- estaba en la puerta y mi compañero de juego me golpeaba para avisarme.
Tenía su gracia ponerse skins de personajillos y vivir la tensión del juego en directo. Luego algunos que empezaron a jugar seguían su vicio por Internet. Ahí ya no entré.

Tardes memorables me ha dado este juego, y sé que si vuelve a caer en mis manos, me lo instalaré y jugaré 5 minutos para darme cuenta de que ya nada es lo que era.

1 comentario:

khaos dijo...

[Suspir], Quake, quins records...